Airsoft es un deporte de simulación bélica donde un conjunto de jugadores combaten en equipo o individualmente, empuñando armas especiales como marcadoras o réplicas (en función de su realismo) que disparan bolas fabricadas en PVC biodegradable utilizando sistemas de CO2, mecanismos eléctricos o de muelle con 1-2 julios de potencia. Los proyectiles rondan los 0,20 gramos de peso y no superan habitualmente los 6 milímetros de diámetro.

La página de airsoft wikipedia en inglés nos ofrece una definición más elemental, aunque útil para un primer contacto informativo: ‘Airsoft es un deporte de equipo donde los participantes eliminan a los oponentes disparándose unos a otros con bolitas de plástico esféricas, utilizando réplicas de armas específicas de Airsoft’. Sin embargo, esta es una forma muy superficial de definir este deporte de creciente popularidad. Que la búsqueda airsoft que es sea una de las más populares entre los aficionados de nuestro país ya demuestra las carencias informativas en los medios digitales.

El realismo juega un papel esencial en el Airsoft, vocablo que procede el inglés air soft y que puede traducirse como ‘aire suave o ligero’, en alusión a la menor potencia de sus armas de aire comprimido. Los escenarios, uniformes y armamento destinado a su práctica simulan modelos reales del ejército y unidades de seguridad de diferentes países y época. Por ello, en los escaparates de las tiendas especializadas pueden encontrase desde los Colt Peacemaker de 1873 hasta los modernos rifles de asalto M4 A1.

No obstante, la terminología del Airsoft se ha distanciado prudentemente de la existente en el ámbito militar. De ahí que sus pistolas, rifles y revólveres reciben el nombre de ‘marcadoras’ o ‘réplicas’, a pesar de ser reproducciones exactas en peso, diseño y materiales.

El fair play entre los jugadores es uno de los rasgos identitarios de este deporte, necesario para que los participantes reconozcan haber recibido el impacto de una bola y notifiquen su eliminación al atacante y al resto de jugadores.

A diferencia del Paintball, la ‘munición’ del mal llamado juego airsoft es sólida y carece de tintes que puedan marcar a los enemigos abatidos. En esta diferencia radica uno de los rasgos identitarios de este deporte: el fair play o juego limpio, necesario para que los participantes reconozcan haber recibido el impacto de una bola y notifiquen su eliminación al atacante y al resto de jugadores, bien levantando la mano o al grito de ‘muerto’ o ‘hit’ entre los angloparlantes.

Airsoft, ¿juego o deporte bélico?

Contrariamente a la opinión del público profano, los airsofters ―practicantes de Airsoft― puede ser considerados deportistas con todas las de la ley, por lo que no es correcto hablar de airsoft juego en el más estricto sentido de la palabra. La existente de una normativa específica y de una institución reguladora (la Federación Española de Airsoft o FEA) ponen en claro que el airsofting no puede ser considerado como un simple ejercicio lúdico. La ausencia de reconocimiento institucional, sin embargo, mantienen vivo este debate.

Volver al índice WikiAirsoft > ¿Qué es fps en Airsoft?

 


 

Si te interesó, te interesará