Jóvenes estadounidenses han sorprendido a propios y extraños con una torretea autónoma capaz de localizar y neutralizar blancos en movimiento. ¿Mola? ¡Pues tenemos una demostración en vídeo!


Unos inventores anónimos que responden al nombre de Aaron y Davis han dado el campanillazo al idear una especie de torreta, que opera con un subfusil CM041K e intercepta blancos en movimiento. Para lograrlo, utiliza OpenCV, una webcam, una Raspberry Pi 3 y otros ingredientes más curiosos (como una batería de smartphone, por ejemplo), todos ellos disponibles entre los productos que ofrece amazon, de acuerdo a una noticia interesantísima publicada en Hackday.com.

El proyecto está lejos del secretismo que abunda en el séptimo arte, pues los step-by-step está disponible en la descripción del vídeo de YouTube y el script Python (tal vez lo más valioso de esta curiosa torreta) se puede encontrar en GitHub. Por lo demás, los lectores más incrédulos quedarán impresionados viéndola funcionar en la siguiente demostración.

BrittLiv, una torreta real (y basada en Aliens: El Regreso)

Con motivo de esta curiosa noticia, el equipo de SuperAirsoft.com se ha dado un chapuzón, en busca de proyectos similares. El BritLiv nos ha causado una grata impresión. Ni qué decir tiene que enloquecerá a los amantes de la franquicia Alien, pues esta torreta-ametralladora pretende ser una réplica de la versión que vemos en una de las escenas de Aliens:El regreso.

Su creadora es Britt Michelsen, una ingeniera alemana especializada en CFD (dinámica de fluidos computacional) con grandes dosis de paciencia y una imaginación desbordante. Tampoco este ingenioso proyecto tiene mayores secretos. Está basado en una placa Arduino, una pistola de juguete (la Nerf Vulcan Rhinofire de Amazon) y diversos elementos de electrónica. Si quieres revisar el proyecto completo, puedes visitar la entrada original en Instructables.

Volviendo a la torreta de Aaron y Davis, aunque sea del todo improbable que este arma autónoma tenga cavidad en el reglamento del Airsoft, debemos congratularnos por esta iniciativa. ¿A quién no le gustaría tener una en su salón?

 

Si te interesó, te interesará